Propiedades de las frutas y beneficios para la salud

Comer futa es una excelente forma de mejorar de forma general la salud y el bienestar. Además, prestando atención a las propiedades de las frutas vemos que realmente nos pueden ayudar mucho.

Gracias al su alto contenido en nutrientes saludables nos ayuda a mejorar nuestra salud y a reducir el riego de padecer ciertas enfermedades.

propiedades de las frutas

Propiedades de las frutas: beneficios de comer fruta

Consumir frutas nos aportan diferentes beneficios que nos ayudan a mejorar nuestra salud y a reducir el riesgo de padecer ciertas enfermedades.

Además, son una excelente fuente de vitaminas, minerales y un alto contenido en fibra, entre otros nutrientes.

Asimismo, las frutas nos proporcionan un alto contenido en antioxidantes y flavonoides que nos ayudan a mejorar nuestra salud.

En consecuencia, una dieta rica en frutos y bayas puedes ayudarnos a reducir la posibilidad de desarrollar enfermedades.

Un estudio clasificó las frutas y verduras como alimentos cargados de nutrientes y bajos en calorías. [1]https://www.cdc.gov/pcd/issues/2014/13_0390.htm

La importancia de las propiedades de las frutas en nuestra dieta

Desde tiempos remotos, la fruta ha sido un alimento muy importantes para nuestra dieta. Además, desde la antigüedad se las han considerado un alimento muy valorado y saludable.

En culturas antiguas se las consideraban como alimentos de los dioses por sus propiedades beneficiosas para la salud.

Así mismo, estos frutos han sido venerados y se han utilizado en distintos rituales a diversos dioses.

No podemos obviar que las frutas son unos de los alimentos más importantes de nuestra pirámide nutricional. También, son alimentos naturales de origen vegetal que nos aportan un alto contenido de vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes, entre otros nutrientes. Son razones más que evidente para incluir estos alimentos en nuestra dieta diaria.

De igual forma, es recomendable llevar una dieta rica en vitaminas y minerales y estos alimentos nos los proporcionan de forma natural.

De igual forma, nos aportan vitamina C que es un poderoso antioxidante. Además, es favorable para la salud ósea, para mantener una piel saludable y para el sistema inmunitario, entre otras cualidades.

Asimismo, está muy presente en cítricos. Por consiguiente, estos tipos de frutas son muy recomendados.

propiedades de las frutas: beneficios

Propiedades de las frutas: vitaminas

Cuando hablamos de las frutas, nos viene a la cabeza las vitaminas. Ciertamente, comer cualquier fruto siempre nos aporta diferentes vitaminas.

Podemos destacar las siguientes y veremos cómo nos pueden ayudar:

Vitamina A

Se encuentra en muchos alimentos que consumimos habitualmente. Está relacionada directamente como ayuda en mantener una buena salud ocular.

Asimismo, se trata de una de las vitaminas liposoluble y que es favorable para mantener un correcto funcionamiento de la retina. Además, es una ayuda para nuestras defensas, para nuestra piel y en general para el crecimiento de los más pequeños.

El retinol, como también se llama a la vitamina A, se almacena en nuestro hígado. Podemos encontrar dos tipos de retinol.

  • Primero, la vitamina A preformada que es de origen animal.
  • Segunda, la provitamina A o betacaroteno que es de procedencia vegetal.

Así mismo, podemos destacar verduras y hortalizas como la zanahoria, la batata, la calabaza, la col rizada, los guisantes verdes, los tomates o las espinacas.

También, en frutas como el mango, el melón, el albaricoque, la papaya o el melocotón.

Vitamina B

Al contrario, las vitaminas del grupo B no se pueden almacenar en nuestro organismo. Por consiguiente, son hidrosolubles.

Te recomendamos este artículo:  Tipos de frutas: beneficios y curiosidades

Todas las pertenecientes a este grupo están relacionadas con el metabolismo celular. Con todo esto, podemos enumerar las siguientes:

Vitamina B1

También conocida como tiamina. Permite a nuestro organismo transformar los hidratos de carbono en energía. Además, es esencial para el metabolismo de la glucosa. Igualmente, juega un papel clave en la función nerviosa, muscular y cardíaca. [2]https://ods.od.nih.gov/factsheets/Thiamin-HealthProfessional/

La sandía es una fuente de esta vitamina.

Vitamina B2

Conocida como riboflavina. Es una vitamina necesaria para el crecimiento y la buena salud en general. Además, ayuda a nuestro organismo a descomponer los carbohidratos, las proteínas y las grasas para producir energía. Asimismo, favorece el metabolismo del oxígeno. [3]https://lpi.oregonstate.edu/mic/vitamins/riboflavin

Podemos añadir que se encuentra en los kiwis.

Vitamina B3

Conocida como niacina. Es un nutriente esencial para el correcto funcionamiento de cada parte de nuestro cuerpo. Además, es hidrosoluble. Por consiguiente, nuestro organismo no la puede almacenar.

Del mismo modo, actúa como antioxidante. Sus derivados tienen la función de reparación de nuestro ADN. [4]https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK114304/

La podemos encontrar en frutas como el melón o el plátano.

Vitamina B5

Conocida como ácido pantoténico. Es un nutriente esencial para la vida, ya que ayuda a convertir los alimentos en energía. Las nueces es una fuente de esta vitamina. También, en plátanos y sandías. [5]Kelly, G. (2011). Pantothenic Acid. Alternative Medicine Review, 16(3), 263-274

Vitamina B6

Conocida como piridoxina. Es soluble en agua. Por lo tanto, no se puede almacenar en nuestro organismo.

Además, no la podemos producir. Por consiguiente, debemos conseguirla a través de diferentes alimentos.

Es un nutriente importante para el metabolismo de proteínas, grasas y carbohidratos. Asimismo, para la creación de glóbulos rojos y neurotransmisores. [6]https://ods.od.nih.gov/factsheets/VitaminB6-HealthProfessional/

Vitamina B9

Conocida como ácido fólico. Es una vitamina soluble en agua que tiene muchas funciones importantes en su cuerpo.

Es favorable para la regeneración de las células. Además, promueve el crecimiento y desarrollo fetal adecuados para reducir el riesgo de defectos de nacimiento.[7]https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/12003352/

Entre los alimentos que nos aportan ácido fólico podemos encontrar bayas como las moras y las fresas.

Vitamina C

La vitamina C es una vitamina soluble en agua que se encuentra en muchos alimentos como las frutas y verduras.

Se trata de un potente antioxidante. Tiene efectos positivos en el sistema inmunitario y sobre la salud de la piel. [8]https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3783921/

Ciertamente, esta vitamina la debemos adquirir a través de los alimentos. Además, no se puede almacenar ni la podemos producir.

Podemos encontrarla en cítricos como las naranjas, el pomelo, el limón, mandarinas o en el kumquat.

Vitamina K

La vitamina K son un grupo de vitaminas liposolubles que desempeñan un papel en la coagulación de la sangre, el metabolismo óseo y la regulación de los niveles de calcio en sangre. [9]https://ods.od.nih.gov/factsheets/VitaminK-HealthProfessional/

Podemos encontrar este nutriente principalmente en las verduras de hojas verdes. No obstante, también son fuente de vitamina K los kiwis, las ciruelas, las peras, los melocotones o las uvas, en menor cantidad.

Minerales en los alimentos

Propiedades de las frutas: minerales

El organismo necesita minerales para realizar funciones vitales, como la formación de huesos o la producción de hormonas. Una dieta variada y equilibrada con frutas y verduras es la mejor forma de obtener estos nutrientes.

Sin embargo, no podemos fabricarlos y debemos obtenerlos de los alimentos.

Estos nutrientes están presentes en todos los procesos de nuestro organismo. Además, ayudan en funciones como:

  • el transporte del oxígeno en la sangre
  • la función nerviosa
  • la formación de los huesos
  • la regulación del tono muscular

Entre los minerales que se encuentran en la fruta, podemos distinguir los siguientes:

Calcio

Es un nutriente esencial para la formación de los huesos.  Podemos encontrarlo en las naranjas, mandarinas, higos, kiwis o en bayas como las moras.

Te recomendamos este artículo:  Batidos de frutas, bebidas saludables y naturales

Cobre

Es un mineral esencial en el correcto funcionamiento del sistema inmunitario. También para mantener una salud ósea o sanguínea.

Este mineral lo podemos adquirir del kiwi, la uva, la frambuesa, el mango o la piña.

Hierro

Es un nutriente imprescindible para el transporte de oxígeno en el cuerpo. Además, la vitamina C ayuda a una mejor en la absorción de este mineral. Por consiguiente, es recomendado consumir alimentos ricos en hierro con cítricos.

Este mineral lo podemos encontrar en bayas como las moras.

Potasio

La misión principal de este nutriente es establecer una comunicación fluida entre los nervios de los músculos, la circulación de los nutrientes de las células y expulsar los desechos de éstas.

El potasio es un mineral que el cuerpo necesita para funcionar normalmente. Además, ayuda a la función de los nervios y a la contracción de los músculos. También, a que su ritmo cardiaco se mantenga constante.

Asimismo, permite que los nutrientes fluyan a las células y a expulsar los desechos de estas.

El potasio podemos encontrarlo en frutas como los cítricos, los plátanos o los kiwis.

Yodo

Un consumo regular de yodo ayudará a que nuestro metabolismo funcione correctamente. Los plátanos y las fresas contienen este mineral esencial.

El yodo es un mineral destacado, ya que es fundamental en la síntesis de hormonas tiroideas y esencial en la regulación del organismo.

Asimismo, controla la presión arterial, es energizante, fortalece las uñas y el cabello.

Frutas como la piña, las fresas y los cítricos como el limón o la naranja contienen yodo.

Zinc

Es indispensable para el desarrollo normal del metabolismo, así como para el buen funcionamiento del sistema inmunitario.

Bayas como las moras y las frambuesas son fuente de zinc.

Beneficios de las frutas: fibra

Propiedades de las frutas: fibra

Unas de las propiedades principales de las frutas es que tienen un alto contenido en fibra dietética. Además, comer fruta nos aporta diferentes beneficios.

Uno de estos beneficios que nos aporta la figura de la fruta es que nos ayuda a regular nuestro organismo. Por consiguiente, es ideal para mantener un peso saludable e ir al aseo de forma regular, entre otros beneficios.

La fruta nos aporta 2 gramos de fibra por cada 100 gramos aproximadamente. Sin embargo, algunas nos aportan más cantidad de media. Es el caso de la manzana, el melocotón, la pera, higos, ciruelas, kiwis y algunas bayas.

Conclusiones

Con todo lo explicado en este artículo, podemos ver cómo la fruta es un alimento esencial en nuestra dieta. Gracias a su alto contenido en nutrientes esenciales como vitaminas y minerales vemos cómo es unos de los alimentos que debemos de comer a diario.

Las propiedades de las frutas que hemos visto en este artículo nos evidencia  la necesitad de aumentar su consumo para reducir el riesgo de enfermedades, como indica la Organización Mundial de la Salud. [10]https://www.who.int/elena/titles/fruit_vegetables_ncds/es/

Compartir en:

Deja un comentario