Albaricoque y sus propiedades antioxidantes

El albaricoque, fruta primaveral y de verano, de color anaranjado con numerosas propiedades antioxidantes y ricos en vitaminas A y C. Es una fruta que nos ayuda a proteger nuestro organismo de los radicales libres y del deterioro celular, estimulando nuestras defensas naturales. Es muy recomendado el consumo de frutas y verduras por su gran cantidad de antioxidantes que contienen estos alimentos.

Albaricoque

Su temporada comienza en mayo, pero podemos disfrutar de este alimento hasta finales de verano, periodo en el que podemos disfrutar de sus propiedades beneficiosas que tiene para nuestra salud.

¿Qué es el albaricoque?

El albaricoque (Prunus armeniaca) también conocido como damasco, albergero o chabacano, es el fruto de un árbol frutal llamado albaricoquero, un árbol familia de las Rosáceas de ramas rojizas. Este fruto es originario de Asia central. La primera variedad silvestre se encontró en China y en la zona de los países de Turquía, Irán, Armenia, Azerbaiyán y Siria.

El fruto tiene la carne jugosa, firme y con un delicioso sabor dulce.

En apariencia es una fruta similar al melocotón, pero a diferencia de ésta, no es una fruta semiácida, sino que es dulce y más pequeña, de color amarillo o anaranjado con algunos tonos rojos. La pulpa es fibrosa y no tan jugosas como otras de las dulces. Este fruto es rico en antioxidantes en todas sus variedades.

¿De dónde procede el albaricoque?

Según registros históricos fiables, el origen se sitúa alrededor del año 3000 a.C. Las primeras informaciones de estas frutas nos llegan desde China, pero fuero los griegos quienes lo introdujeron en Europa y los romanos la extendieron por todo el territorio ocupado desde Armenia, donde la llamaban la manzana armenia. En Armenia se cultivan estos árboles frutales desde tiempos remotos y su nombre científico Prunus armeniaca, hace referencia a este país.

En España no llega hasta la ocupación de los árabes que son los que la introducen en nuestro país. Nosotros conocemos a esta fruta como albaricoque, término que procede del árabe al-barquq.

Producción del albaricoque

El albaricoque (Prunus armeniaca) crece de forma natural, en todas sus variedades, en zonas de clima continental y se puede producir perfectamente en clima mediterráneo siempre que hay inviernos fríos que permita su letargo. Los climas secos son mejores para el albaricoquero que el clima húmedo, ya que las frutas maduran mucho mejor.

Albaricoquero

El albaricoque se produce por todo el mundo, pero Turquía, Irán y Uzbekistán son los tres mayores productores de albaricoque seguidos de Argelia, Italia, Pakistán, Ucrania, Francia, España y Japón.

En España, las principales provincias productoras de estos frutos son Murcia, Valencia y Albacete produciendo las siguientes variedades de este fruto: bulida, canino, moniquí, Nancy y paviot.

¿Cómo se comen los albaricoques?

Como siempre recomendamos, la fruta siempre es mejor comerla fresca y cruda. Es la mejor forma de consumo para poder beneficiarnos de las propiedades beneficiosas que tienen para nuestra salud. El caso del albaricoque no es diferente, es recomendado el su consumo principalmente como fruta fresca, aunque también se utiliza para hacer diferentes recetas de compotas, mermeladas y zumo o batido de albaricoque o mezclados con otras frutas o verduras.

También se come como fruto seco, son los llamados orejones de albaricoque.

Los orejones de albaricoque

OrejonesLo orejones es el resultado de la deshidratación de los albaricoques, pero también se puede hacer con los melocotones. Tiene el mismo tipo de nutrientes, pero en menor cantidad que la fresca. También tienen menos concentración de agua, como es obvio.

Los orejones de albaricoque son una buena opción para comer entre horas a modo de snack saludable, en reemplazo de golosinas comerciales colmadas de azúcares libres y a diferencia de la fruta fresca, lo podemos consumir fuera de temporada.

¿Qué propiedades tiene el albaricoque?

El aporte calórico de estos frutos es más bajo que el de otras frutas gracias a su elevada cantidad de agua y su aporte más bajo de hidratos de carbono.

Es rica en betacaroteno (provitamina A) que es un potente antioxidante. Además de las siguientes vitaminas: folato o B9, niacina o B3, riboflavina o B2, tiamina o B1 y piridoxina o B6.

Contiene gran cantidad de minerales como como el potasio, el fósforo, el calcio, el hierro, el selenio y el zinc.

También es rica en fibra y gracias al consumo de estos frutos y a otras variedades de frutas y verduras ricas en fibra podemos cumplir las recomendaciones diarias de 25 miligramos de la Organización Mundial de la Salud.

Información nutricional media por 100 gramos de albaricoque

Calorías48.0 kcal
Agua86.35 g
Hidratos de carbono11.12 g
Proteínas1.4 g
Grasa total0.39 g
Ceniza0.75 g
Hidratos de carbono11.12 g
Fibra2.0 g
Azúcares totales9.24 g
Vit. C (Ácido ascórbico)10.0 mg
Vit. B1 (Tiamina)0.03 mg
Vit. B2 (Riboflavina)0.04 mg
Vit. B3 (Niacina)0.6 mg
Vit. B5 (Ácido pantoténico)0.24 mg
Vit. B60.054 mg
Vit. B120.0 mcg
Colina2.8 mg
Folato (DFE)9.0 mcg
Vit. A (RAE)96.0 mcg
Vit. A (UI)1926.0 IU
Vit. E (alfa-tocoferol)0.89 mg
Vit.  D (D2 + D3)0.0 mcg
Vit. D (UI)0.0 IU
Vit. K1 (filoquinona)3.3 mcg
Calcio13.0 mg
Hierro0.39 mg
Magnesio10.0 mg
Fósforo23.0 mg
Potasio259.0 mg
Sodio1.0 mg
Zinc0.2 mg
Cobre0.078 mg
Manganeso0.077 mg
Selenio0.1 mcg

¿Qué beneficios nos aporta el albaricoque?

Es ideal comer esta fruta en primavera o verano que es cuando es su temporada óptima, genial como tentempié o como fruta de mesa y además es especialmente recomendado por sus propiedades nutricionales tan beneficiosas para nuestra salud.

Los albaricoques nos aportan, entre otros, los siguientes beneficios para nuestra salud:

Beneficioso para nuestra salud ocular

Son ricos en betacarotenos que se transforman en vitaminas A en nuestro organismo siendo beneficio para la buena salud de nuestra retina. Incluir albaricoques, que son ricos en betacarotenos como la zanahoria o calabaza, en nuestra dieta diaria nos ayuda a tener una óptima salud ocular.

Detox natural

Gracias a su alto contenido en fibra y agua es un depurativo natural, ya que te ayudan a eliminar las toxinas del colon, los riñones, el estómago y del hígado.

Ideal para dietas de adelgazamiento

Estos alimentos no aportan azúcares que ayudan a que no aumenten los noveles de azúcar en sangre. También, tienen un efecto saciante que nos ayuda en una dieta de control del peso.

Beneficioso para nuestro corazón

Los albaricoques nos ayudan a tener un corazón sano gracias a que son ricos en hierro y vitamina E, de forma que es recomendado incluirlo en dietas de personas que tengan problemas de corazón.

Piel saludable

Estos alimentos son ricos en vitamina C que es ingrediente esencial para que nuestra piel que luzca con salud.

Diurético natural

Posee un efecto diurético natural gracias a que este alimento es rico en potasio. Además, nos ayuda a la eliminación de líquidos y equilibra las sales en el organismo.

Este mineral también nos ayuda a controlar la hipertensión. Recomendado incluir en la dieta de personas con altos niveles de tensión arterial.

Regulador intestinal natural

Gracias a su riqueza en fibra y en taninos tiene un efecto laxante y además, regulador de la flora intestinal.

Ciertamente, por las características nutricionales que posee, parece que tiene la capacidad de ayudarnos con el estreñimiento y además, tiene la capacidad de desinflamar los intestinos, por las propiedades astringentes y antiinflamatorias de los taninos.

Gran aporte de hierro

Gracias a su alto contenido en hierro es recomendado incluir en la dieta de personas que necesiten mantener equilibrados los niveles de este mineral y más concretamente para las mujeres en la menopausia o que tengan la menstruación muy abundante.

Utilizado en cosmética natural

Es utilizado en ingredientes de cosmética natural por sus propiedades beneficiosas para la piel. El aceite de albaricoque es un potente exfoliante natural para la piel y gracias a la vitamina A revitaliza la piel haciendo que luzca brillante y con salud.

Se utiliza como ingrediente en la fabricación de distintos productos de cosmética natural como jabones, champús, mascarillas faciales y cremas hidratantes.

Como consecuencia de las propiedades del albaricoque nos encontramos un alimento imprescindible en nuestra dieta.

Deja un comentario