Higo, propiedades y beneficios de la fruta de los filósofos

Dentro de las frutas de dulces, nos encontramos con el higo, una formidable fruta dulce con unas propiedades medicinales que te sorprenderán.

higo

¿Qué es el higo?

El higo es el fruto de la higuera (Ficus carica). Los higos son las infrutescencias de la higuera. Esto quiere decir que el higo es un conjunto de frutos.

Existen muchas clases de higos de los que no todo son comestibles.

Este fruto tan curioso necesita estar bien maduro para poder consumirse con las máximas calidades, un formidable sabor y beneficios para nuestra salud.

El higo suele ser de forma redonda, con una pulpa rojiza y granulosa recubierta de una piel verdosa, negra o morada, según su variedad. La piel es comestible, aunque normalmente solo se come su interior.

Origen del higo

Hay datos históricos que sitúan a la higuera en Arabia, aunque los cultivos más masivos se concentran en Asia occidental.

El higo ha formado parte de la dieta de diferentes culturas.

Ha registros históricos que hablan de esta fruta dulce en el antiguo Egipto. En la antigua Grecia también se hablaba del higo, siendo el alimento preferido de Platón y que nos cuenta en sus escritos llamándola “la fruta de los filósofos”.

Los higos eran un alimento energético que ya se utilizaban en las primeras Olimpiadas por los deportistas de élite. También se relaciona a esta fruta con los fenicios y los romanos.

Es un alimento que lleva asentado en las diferentes regiones del Mediterráneo y se cree que los Fenicios fueron los que la introdujeron en la península ibérica.

En la actualidad, en la Unión Europea, España encabeza a los países con más producción de higos, junto a Grecia y Portugal.

¿Qué es primero la breva o el higo?

No podemos hablar del higo sin mencionar a la breva, su antecesor.

En algunas de las variedades de la higuera, nos da frutos dos veces al año, una es el higo que estamos hablando y que se empieza a recoger el fruto a finales de agosto y la otra fruta que nos da la higuera, las brevas que son las antecesoras de los higos y que normalmente se recogen en junio.

Es decir, algunas variedades de la higuera nos dan dos tipos de frutos, las brevas primero, en junio y los higos más tarde, en agosto.

¿Cómo se come el higo?

Con los higos tenemos que tener cierta precaución, ya que si no están en un óptimo estado de maduración puede contener un líquido blanquecino o lechoso que nos puede causar irritaciones en la piel o malestar digestivo.

Como siempre recomendamos con todas las frutas, recomendamos comer los higos o las brevas de forma cruda y fresca, ya que es la mejor forma de disfrutar de sus propiedades beneficiosas para nuestra salud.

La forma más usual de comer los higos frescos es quitando la piel fina que tienen y comiendo su interior. Mejor que no estén calientes para que sea más agradable en boca.

También existen otras formas de consumir este fabuloso alimento. Una de ellas en almíbar con la oportunidad de poder seguir disfrutando del higo fuera de temporada. Solamente se utiliza agua, azúcar y corteza de limón para realizar el almíbar.

Solamente en agosto podemos disfrutar de esta fruta, así que se pueden elaborar diferentes recetas para disfrutas de las propiedades de esta fabulosa fruta todo el año.

La mermelada de higo también se convierte en otra opción cada vez más popular por los que queremos disfrutas de un manjar y además saludable. Es ideal para compartir con los amigos en una receta de entrantes o simplemente en un piscolabis. Una buena idea de receta es añadiendo en un pan crujiente, una fabulosa mermelada de higos con nueces, pasas o un delicioso queso.

higo

El higo es una fruta dulce y gracias a esta característica, la podemos utilizar en diferentes recetas de postres.

En batidos y helados es cada vez más habitual encontrarlos en verano, ya que su sabor no deja indiferente a nadie y combinándolo con otras frutas frescas, agua u potros alimentos frescos como las verduras, podemos obtener una bebida reconstituyente y muy saludable,

También los podemos incorporar en recetas de ensaladas o de salteados de verduras ya que su toque dulce proporciona un toque distinto. Como ya he comentado, combina muy buen con quesos, pero también lo podemos combinar con cereales y yogures.

No podemos pasar por alto una de las formas más usadas de comer el higo, seguro que muchos de vosotros ya lo habéis probado. Se trata de el higo seco.

Los higos secos los podemos ver con más normalidad en invierno, siendo muy típico en Navidad verlos en nuestros mercados, ya sea como higos secos o como pan de higo. Aunque se aconseja consumirlos con moderación por el aporte calórico, tiene muchos beneficios nutricionales beneficiosos para nuestro organismo.

¿Cómo se clasifican los higos?

Los higos podemos clasificarlos en tres grandes grupos según su color.

  • Los higos blancos presentan su piel blanquecina, amarillento o verdoso.
  • Los coloreados presentan su piel de color pardo azulado con diferentes tonos azules.
  • La variedad negra que presentan un color negro que puede variar de tonos rojo muy oscuro, púrpura o totalmente negro.

Propiedades de los higos

Como en todas las frutas, el componente principal de higo es el agua. Además, podemos hablar de hidratos de carbono. Es una de las frutas con mayor contenido en azúcares por lo que el consumo para diabéticos tiene que ser con moderación.

Gracias a su valor energético, su consumo es muy recomendable para personas que realicen deporte habitualmente o una actividad física intensa.

Aunque el contenido proteico no es alto, presenta todos los aminoácidos esenciales.

Aun siendo una fruta rica en hidratos de carbono y azúcares posee una gran cantidad de fibra por lo que produce una gran sensación de saciedad y favorece el tránsito intestinal.

También es una fruta que contiene diferentes minerales como el calcio, el fósforo y el magnesio, aunque es más destacable la presencia del potasio.

breva

Información nutricional por 100 gramos de higos frescos

Calorías65,40 Kcal
Hidratos de carbono17 g
Fibra2,6 g
Potasio232 mg
Magnesio20 mg
Calcio39 mg
Provitamina A26 mcg
Vitamina C3,4 mg

¿Qué beneficios tienen los higos?

Gracias a las propiedades nutricionales que poseen los higos, nos aportan diferentes beneficios a nuestra salud.

Fuente de energía

Como la fruta de la pasión, posee gran cantidad de hidratos de carbono, por lo que es un alimento que nos proporcionan energía.

Laxante natural

Es un alimento que nos ayuda contra el estreñimiento, regulando el tránsito intestinal de forma natural gracias a su alto aporte en fibra soluble.

Una ayuda para nuestros huesos

Este fruto nos ayuda con la densidad de nuestros huesos gracias a el aporte de calcio, además de otros minerales, que nos proporciona.

Ayuda a nuestro corazón

Esta fruta nos ayuda a controlar la hipertensión gracias a que nos aporta oligoelementos (fibra, potasio y magnesio) que ayudan a controlar la presión sanguínea

Gran poder antioxidante

Aportan provitamina A o betacarotenos, que se transforman en el organismo en vitamina A. La vitamina de tipo A es muy antioxidante.

Aporte de energía natural

Gracias al aporte de hidratos de carbono es un magnífico reconstituyente natural que es muy recomendado personas que realizan ejercicio físico intenso, ya que además del aporte energético nos aportan sales minerales que perdemos en el ejercicio deportivo.

Para finalizar, recomiendo el consumo del higo, ya sea fresco en temporada como seco cuando no disponemos del fresco. Es un alimentos que desde tiempos remotos nos hemos beneficiado tanto de sus beneficios como de su delicioso sabor.

[Total:1    Promedio:5/5]

Deja un comentario