Fresa, propiedades y beneficios de esta fruta

La fresa es una fruta deliciosa que enamora por su aspecto y por sus sorprendentes propiedades nutricionales que son muy beneficiosas para nuestra salud.

Beneficios de la fresa

¿Qué es la fresa?

La fragaria (Fragaria vesca), más comúnmente conocida como fresa o frutilla es el fruto de la planta del mismo nombre, de la familia de las rosáceas.

La fresa se encuentra clasificada dentro de las frutas semiácidas como la mandarina y que destaca por su color rojo brillante muy llamativo. Además de por su aspecto, es muy llamativo su olor. Es un fruto muy oloroso con una fragancia muy particular.

Origen de la fresa

La fresa (Fragaria vesca) es conocida por estar entre nosotros desde épocas inmemoriales. La fresa silvestre se cree que procede de los Alpes. Aunque es conocida desde la prehistoria, hay datos históricos que demuestran el consumo de fresa por culturas tan importantes como la griega o la romana.

Las fresas que consumimos actualmente en nuestras casas no es la que consumían las culturas antiguas. Es una variedad distinta que procede del continente americano. Estos frutos los introdujeron en Europa los colonos entre los siglos XVIII u XIX. Estas variedades eran muchos más grandes, aunque con un sabor menos intenso. No fue hasta unos años más tarde, cuando se consiguió cruzar variedades consiguiendo la variedad que actualmente conocemos. Una fruta deliciosa, más grande, carnosa y muy olorosa.

Cultivo de la fresa

Europa es el epicentro de la producción a nivel mundial de estos frutos. En este continente se concentra casi la mitad de toda la producción.  Esto es debido a la alta demanda de estos alimentos. Aumento de consumo no solo por su sabor sino también por sus propiedades nutricionales saludables para nuestra salud.

El continente americano se sigue muy de cerca a Europa. Entre América central y América del note producen casi el 30% de la totalidad de la producción muncial.

Con respecto a España, la producción se concentra en su gran mayoría en Andalucía, concretamente en Huelva.

Cultivo de la fresa

¿Cuál es la temporada de la fresa?

La fresa es una fruta de temporada. En España, la temporada se centra entre los meses de febrero y mayo. Hay años en que se puede alargar la temporada, empezando en enero y acabando en junio.

Por otro lado, cada vez se utilizan los cultivos intensivos de invernadero pudiendo tener fresas durante todo el año.

Nosotros siempre recomendamos consumir las frutas de temporada, ya que así podemos disfrutas de una gran variedad de frutas con diferentes propiedades saludables.

¿Cómo se conserva la fresa?

Cuando compremos fresas es importante que identifiquemos si son de buena calidad. Para ello debemos escogerlas gruesas, brillantes con apariencia de que son frescas con los tallos intactos. Se trata de un alimento muy delicado que se deteriora muy fácilmente.

Es importante que sepamos bien conservar las fresas que compramos, ya que es un aliento muy delicado y perecedero. Cuando compramos una gran cantidad de fresas, podemos utilizarlas, además de para comerlas crudas, para realizar diferentes recetas de mermeladas, confituras o batidos de frutas.

Las frutas no dejan de madurar cuando son recolectadas. Por este motivo tenemos que seguir los siguientes consejos para que nos duren durante más días en un perfecto estado.

Conservar la fresa en el frigorífico

Aunque parezca obvio, nos podemos despistar y dejar estos alimentos fuera de la nevera. Es importante refrigerarlas para su conservación. Dejarlas a temperatura ambiente un día, puede resultar catastrófico.

Desechar las fresas pochas

Al guardarlas, es una buena idea realizar una comprobación rápida para identificar si hay alguna pocha. Si identificamos alguna que tiene moho, la desechamos para que no afecte a las otras. Las desechadas, las podemos limpiar y consumirlas ese mismo día.

No lavar la fruta al guardarla

Para guardar las fresas no es recomendable lavarlas. Solamente tenemos que lavarlas cuando las vayamos a consumir. La humedad puede afectar a su conservación. Si encontramos alguna parte afectada, solo tenemos que cortarla con un cuchillo para limpiar la zona.

El recipiente es importante

Si utilizamos un recipiente amplio donde estén aireadas y separadas unas de otras podremos hacer que se conserven durante más tiempo. En este recipiente podemos poner una base de papel de cocina para que absorba la humedad y retrasar la aparición del moho.

Fresas congeladas

Si compramos mucha cantidad y pensamos que no podemos consumirlas todas, siempre podemos congelarlas. Las podemos utilizar más adelante para realizar distintas recetas o para hacer nuestros batidos de frutas favoritos.

Se recomienda, en este caso, lavarlas y quitar la parte verde antes de congelar.

Ensalada de frutas

¿Cómo se come la fresa?

Nosotros recomendamos que las frutas siempre se consuman de forma curda y fresca para poder aprovecharnos de todas sus propiedades beneficiosas para nuestra salud.

En el caso de la fresa no haremos una excepción. Las reinas de las frutas como es conocido este alimento en muchas regiones occidentales.

También se puede comer en forma de mermelada, compota u otros postres. Además de diferentes batidos o helados podemos hacer recetas de gazpacho de fresas o añadirlas en recetas de ensaladas.

Tipos de fresas

Tenemos que distinguir la fresa del fresón. La primera crece de forma salvaje en diferentes bosques. La podemos encontrar de forma salvaje en distintos bosques de Europa.

Cuando hablamos de la que consumimos habitualmente y la que podemos encontrar habitualmente en nuestros mercados, nos referimos al fresón. Es una fruta híbrida con un tamaño superior a la que crece silvestre.

Entre ellas podemos encontrar las siguientes variedades:

Reina de los valles

De tamaño algo más pequeño de la media de variedades. Es de color rojo blanquecino con intensidad variable y de sabor dulce. Es la variedad que encontramos con más habitualidad en los mercados españoles.

Carisma

Son de tamaño más grande de la media de variedades de forma de cono y de color rojo poco intenso. Se adapta a todo tipo de suelos y por esta razón es muy productiva.

Pájaro

Destaca por su color rojo brillante con una pulpa levemente más entera.

Camarosa

De color rojo intenso y brillante, es de tamaño más grande de la media. Su procedencia es del continente americano, más concretamente de California.

Oso grande

Igual que la Camarosa, su procedencia es de California. Su color es más anaranjado y su forma es más aplastada.

Cartuno

Destaca por su dulzor y su color rojo brillante. Es de forma cónica y de tamaño muy uniforme.

Tudla

Su tamaño es más alargado de la media y de forma cónica. Esta variedad destaca por su resistencia.

Selva

Es la variedad más tardía que puede llegar hasta septiembre.

Irwing

A diferencia de las anteriores, esta es de forma redonda y de color poco intenso.

Propiedades de la fresa

Son unas frutas con unas propiedades que son ideales para incluirlas en nuestra dieta. Podemos destacar que nos aportan pocas calorías, ya que poseen mucho contenido en agua. También nos aportan hidratos de carbono (fructosa, glucosa y xilitol).

Además, son ricas en fibra que nos pueden ayudar a regular el tránsito intestinal.  Es una fuente de vitamina C y vitamina E, ambas son vitaminas antioxidantes.

Asimismo, también nos aportan otros nutrientes como al ácido cítrico con propiedades desinfectantes y potenciador de la vitamina C. Ácido salicílico que es un antiinflamatorio. Minerales como el potasio que es fundamental para el funcionamiento óptimo del sistema nervioso y de los músculos.

Valor nutricional por 100 gramos de fresa fresca

Calorías35 kcal
Hidratos de carbono7,2 g
Fibra2,3 g
Vitamina C60 mg
Vitamina E0,3 g
Ácido fólico64 mg
Potasio150 mg
Magnesio14 mg
Calcio29 mg

Beneficios de la fresa

Beneficios de la fresa

Como ya hemos hablado, las fresas nos aportan variedad de nutrientes imprescindibles en nuestra dieta. Enumeramos algunos de sus beneficios.

Ideales para dietas de adelgazamiento

Como ya hemos comentado, 100 gramos de fresas nos aportan solamente 35 kcal. Por lo tanto, su consumo en una dieta de perder peso nos pueden ayudar con nuestro propósito.

Debido a su gran contenido en agua, al consumirlas nos ayuda experimentar una sensación saciante.

Tenemos que tener en cuenta que las calorías varían si le añadimos azúcar, nata montada o cualquier otro tipo de endulzante.

Regulador intestinal

Al ser ricas en fibras nos ayudan a regular el tránsito intestinal. Además, las fibras no ayudan con el colesterol o la diabetes.

Depurativo natural

Estas frutas poseen un efecto depurativo además a diurético debido a que estimulan la micción y por consiguiente, la eliminación de toxinas a través de la orina. Por lo tanto, es un buen diurético que combate la retención de líquidos.

Antioxidante natural

Son alimentos con gran contenido en vitamina C que es un potente antioxidante. Además, es rico en ácido cítrico que aumenta las propiedades de la vitamina C. También posee otros antioxidantes como los flavonoides y la vitamina E.

Al ser un antioxidante natural nos ayuda a retrasar la oxidación de nuestro cuerpo y a equilibrar la presencia de radicales libres. Un desequilibrio de radicales libres nos puede ocasionar problemas de salud como enfermedades degenerativas, entre otras.

Refuerzan nuestras defensas naturales

La vitamina C potencia las defensas de nuestro organismo reforzando nuestro sistema inmunitario junto con el ácido fólico.

Para unos huesos fuertes

Gracias a los nutrientes como el potasio, el magnesio o el calcio, las fresas nos ayudan a mantener unos huesos saludables, además de unos dientes fuertes.

Antiinflamatorio natural

El ácido salicílico presente en este aliento y es un conocido antiinflamatorio natural.

Conclusiones

Como resultado de todo lo explicado, nos encontramos con frutos ideales para añadir a nuestra dieta. La fresa, además de ser una fruta deliciosa, nos proporciona los nutrientes necesarios para considerarla un aliento saludable.

Deja un comentario