Cheesecake de melocotón, receta con durazno

Cheesecake de melocotón, una deliciosa receta de pastel de queso con durazno o melocotón que podemos comer en verano.

Cheesecake de melocoton, receta con durazno

Cheesecake de melocotón, el pastel de queso de durazno

Esta fantástica combinación de ingredientes con el durazno da como resultado una deliciosa receta de verano. Además, es perfecto para épocas de calor, ya que es bastante ligero.

Otra forma de comer melocotón

El pastel de queso de durazno es una forma diferente de incorporar fruta en nuestra alimentación. Las recetas de postres con frutas es una opción saludable y muy recomendable.

Nosotros siempre recomendamos consumir la fruta fresca y de temporada. Asimismo, es probable que a veces se nos haga aburrido comer frutas de la misma forma. Por esto que os recomendamos esta sabrosa y saludable receta.

Una receta saludable fácil de hacer

Una forma distinta de comer frutas que es saludable y, además, es una receta fácil. Es fácil de preparar, ya que no requiere cocción.

Recomendamos que se haga con fruta de temporada. En cambio, si no disponemos de melocotones de temporada, podemos utilizar melocotón en almíbar. Esta opción es mucho más caloría por lo que siempre recomendamos utilizar las frutas frescas.

Una tarta saludable con muchas propiedades nutricionales con un sabor exquisito. Además, fácil de hacer, ¿podemos pedir más?

Beneficios del melocotón

Los melocotones son alimentos que poseen diversas propiedades nutricionales beneficiosas para nuestra salud. Es por ello que recomendamos incluir este ingrediente en esta receta.

Hemos hablado del beneficio nutricional del melocotón en otro artículo, pero os recordamos algunas de sus características nutricionales.

Estas frutas se caracterizan por aportarnos una gran cantidad de agua y de fibra. Es por ello que es un ingrediente perfecto para una buena regulación intestinal.

Es bajo en calorías y en hidratos de carbono. Por consiguiente, son alimentos poco calóricos. Además, nos aportan distintos minerales y vitaminas con efectos antioxidantes.

Añadir estar frutas a distintas recetas de postres, como en esta ocasión, es todo un acierto gastronómico.

¿Cuándo tomar el Cheesecake de melocotón?

Podemos compartir esta sabrosa tarta con nuestros amigos o familiares. Con los niños es un éxito asegurado y nos aseguramos que consuman su porción de fruta.

Te recomendamos este artículo:  Agua de sandía, romero y lima: receta refrescante

A los más pequeños les encanta las recetas de este tipo. Estos postres son un éxito asegurado. Seguro que no dan una negativa a una deliciosa tarta como esta.

Cheesecake de melocotón para cualquier momento de día

Estas recetas nos una perfecta opción para tomarlas en cualquier momento del día. Es una receta saludable que la podemos tomar en postres. Del mismo modo, podemos tomar este tipo de recetas en una merienda especial.

Cheesecake de melocotón

Cheesecake de melocotón, una deliciosa receta de pastel de queso con durazno o melocotón que podemos comer en verano.

Tipo de receta Postre
Tipo de receta Mediterránea
Fruta principal Melocotón, Durazno
Tiempo de preparación 1 hora
¿Para cuantas personas? 6 raciones

Ingredientes

  • 3 melocotones o duraznos
  • 250 gramos galletas María
  • 100 gramos mantequilla
  • 30 gramos azúcar moreno o panela
  • 500 gramos queso blanco tipo cottage
  • 1 yogur natural
  • 100 gramos azúcar
  • 1/2 limón
  • 2 claras de huevo
  • 6 hojas gelatina
  • 6 hojas menta (opcional)

Preparación de la receta

  1. El primer paso es escurrir bien el queso blanco tipo cottage. Yo lo dejo toda la noche en la nevera.

  2. Comenzamos triturando las galletas María. Mezclar con la mantequilla y con la panela o azúcar moreno hasta obtener una masa homogénea.

  3. El siguiente paso es untar con mantequilla el molde o los moldes individuales, añadimos la base de galletas y enfriamos en la nevera.

  4. Hidratamos las hojas de gelatina con agua. Seguir las instrucciones del fabricante de la gelatina.

  5. En el siguiente paso mezclamos el queso tipo cottage bien escurrido con el yogur natural con la mitad del azúcar. Podemos añadir la ralladura del limón.

  6. Montamos las claras de huevo al punto de nieve con el azúcar restante y lo añadimos con la gelatina a la mezcla anterior, removiendo hasta tener una crema homogénea.

  7. En el último paso añadimos la crema en el molde o moldes reservados con la base de galletas y enfriamos en la nevera durante mínimo 6 horas para que la crema coja consistencia.

  8. Deshuesamos, pelamos y troceamos los melocotones frescos de temporada y los mezclamos con el zumo del limón. Reservamos en la nevera.

  9. Finalmente, sacar del molde y añadir los melocotones troceados sobre la crema. Servir muy frío.

Notas de la receta

Opcionalmente, se puede decorar con hojas de menta como en la foto.

La gelatina, el queso y los demás ingredientes lo podemos encontrar fácilmente en nuestro supermercado habitual.

Aunque inicialmente parezca complicada la receta de Cheesecake de melocotón, no es así. Es realmente fácil y solo tenemos que hacerla con un poco de tiempo por lo que tarda en la nevera.

Te recomendamos este artículo:  Gazpacho de fresas, una receta diferente

Espero que os guste.

[Total: 1   Promedio: 5/5]

2 comentarios en «Cheesecake de melocotón, receta con durazno»

    • Hola, Ana,

      Sí se puede congelar el cheesecake de melocotón, no hay problema. Sin embargo, hay que descongelarlo cuidadosamente para evitar que quede demasiado blando. Asimismo, puede que la capa de galleta quede algo blanda y no quede tan seco y crujiente.

      Al congelarlo, tienes que cuidarte de catarlo bien para que no se queme con el frío. También tienes que tener cuidado en no poner nada encima para no chafarlo o deformarlo. Puedes congelarlo también en porciones más pequeñas. Se tiene que descongelar en la nevera guardando los tiempos.

      Espero haberte ayudado y gracias por tu comentario.

      Responder

Deja un comentario